Al-Alandalus, tapas auténticas de Granada

Juanjo Fernández. El propietario de los bares Al-Alandalus de Palma se puso en contacto con nostros para invitarnos (a Joana, Àngel y a este humilde tapeador) a conocer sus establecimientos, su manera de trabajar y, sobre todo, su comida ;-). Y dicho y hecho, concretamos una cita -nunca hay que rechazar una invitación tan suculenta como la que nos ocupa-. Ésta se produjo en el bar de Eusebio Estada nº 80 (el otro está en Monseñor Palmer nº6, al final de la cuesta del Capuccino del Marítimo). Y tengo que reconoceros que salí impresionado. Para empezar, cosa que no me había pasado hasta ahora, Emilio (así se llama nuestro anfitrión) nos hizo una ruta por la inmensa cocina del local. Puedo dar fe de que todo lo que se prepara allí es casero. Cero congelados. Por elaborar, hasta el pan elaboran. Un detalle me llamó la atención  y me hizo comprender que estamos ante unos bares de tapeo como Dios manda: en Al-Alandalus no tienen microondas. Las tapas se preparan al momento y para manterlas a la temperatura adecuada, se dejan al baño maría. Otro detalle muy a tener en cuenta es que la cocina está a la vista de los clientes, se ve todo lo que allí se cuece… Y eso, para mí, es sinónimo de transparencia. En mi ruta trescadora a la caza y captura de buenos bares para disfrutar del binomio caña-tapa, tengo que reconocer que últimamente he encontrado demasiado bar en el que te liquidan el asunto con un montadito (muchas veces más que cochambroso). Emilio, de Granada el hombre, sabe la diferencia entre la tapa y el montadito. Él con la caña (1,70€) sirve tapas.  Generosas y jugosas. En nuestra visita disfrutamos de la celebérrima rosca granaína (con huevo frito y jamón), mini hamburguesas (que como comprobaréis en la foto, no tienen nada de mini), patata gratinada con alioli, unos pinchos morunos riquísimos y un sorpresón que jamás hubiera imaginado: mejillones a la brasa. Tengo que reconocer que con esta última tapa se me cayó una lagrimilla de emoción. Alicia, copropietaria de Al-Alandalus, nos advirtió: “hay que dejar un hueco para la tarta de queso con arándanos”. La prepara ella a diario y ufff… sin palabras. En Al-Alandalus abren de sol a sol: de 6 de la mañana hasta la medianoche. Los desayunos me los apunto para probarlos un día de estos. Tienen unos precios sin competencia: café con leche + pasta: 1,80€ (por no hablar de su desayuno inglés o el mediterráneo). El menú de mediodía también pinta bien…De lunes a viernes está a 8€. Los findes, por aquello de la paella, el entrecot y demás, sube un pelín. Por cierto, si sois futboleros, Al-Alandalus es el lugar adecuado para disfrutar del deporte rey. En el de Eusebio Estada tienen 2 proyectores y 4 plasmas. Desde cualquier ángulo del bar podremos ver como el Madrid conquista La Décima esta año ;-). Si vais, seguramente nos veamos. Pd. Gracias a Emilio y Alicia por el trato. Un auténtico placer conocerlos.

Juanjo Fernández

Sobre Juanjo Fernández

¿Eres de los que buscan la tapita gratis con la caña? ¿Sí? Pues yo soy tu hombre. No hay bar (bueno) que ponga birrita con tapa que yo no controle... Aquí tienes, no lo dudes, la mejor solución para salir de casa y hacer un quiebro a la crisis.

La entrada se encuentra en la categoría Tapas y pintxos con los tags , , , . Agrega a tus marcadores el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>